15 museos con obras de arte para visitar

museo de barro

1-Centro de Artes Visuales (Museo del Barro)

El Centro de Artes Visuales/Museo del Barro abre una escena en donde se exponen, principalmente, las diversas expresiones visuales del Paraguay e Iberoamérica y se manifiesta el carácter pluricultural y multiétnico del país. El Arte Indígena y el Popular son considerados en pie de igualdad con respecto al llamado Arte Erudito. Se pretende así, confrontar las formas del arte del Paraguay con las de otros países iberoamericanos, particularmente los de la región del Mercosur.

2-Manzana de la Rivera -Museo Memoria de la Ciudad

El Museo Memoria de la Ciudad fue montado en la Casa Viola, patrimonio histórico de la ciudad del siglo XVIII que integra una de las nueve casas de la Manzana de la Rivera. Se inauguró en agosto de 1996.

El Museo presenta diferentes lecturas de la vida de la ciudad, incluyendo diversos elementos que forman parte de la historia de Asunción narrándola a partir de su fundación.

3-Casa de la Independencia

Esta casa tiene una importancia histórica ya que los principales protagonistas de la Independencia del Paraguay (1811) la usaron como sede secreta de reuniones. Es una de las pocas edificaciones civiles que se conservan de la época colonial.

Una pieza del Museo de Arte Sacro. Foto: Facebook

4-Museo de Arte Sacro.

La colección permanente del Museo de Arte Sacro está compuesta de casi un centenar de imágenes religiosas paraguayas de los siglos XVII y XVIII de incalculable valor artístico e histórico

Las instalaciones del Museo de Arte Sacro cuentan con una amplia librería, en donde el visitante podrá adquirir libros de arte, una tienda de merchandising y un café bar, en el cual sentarse a leer un buen libro o simplemente tomar un café admirando la naturaleza del entorno.

5- Oratorio Nuestra Señora de la Asunción y Panteón Nacional de los Héroes

Esta hermosa construcción dedicada a ser la última morada de aquellas personas que Paraguay reconoce como significativas en su historia, comenzó a ser construida en 1863 y fue concluida en 1936. Se basa, libremente, en Les Invalides de Paris. Temprano, en las mañanas, es posible disfrutar de la ceremonia de cambio de guardia e izamiento de la bandera nacional.

6-Museo del Cabildo – Centro Cultural de la República

El edificio del Cabildo es una joya de la arquitectura colonial paraguaya y encierra en sus muros parte importante de la historia cívica del país. Hoy es un centro cultural muy activo. Como museo alberga una amplia muestra de la cultura paraguaya, en especial de la música, el teatro y las artes visuales. Las exposiciones exhibidas en el museo (renovadas constantemente) forman parte importante de la agenda cultural de la ciudad.

7-Museo Juan Sinforiano Bogarín

Es uno de los espacios fundamentales para apreciar el arte sacro del Paraguay, arte fundador de la cultura artística nacional. En el museo es posible apreciar las obras talladas jesuitas y franciscanas de las misiones de la Época Colonial y otros muchos objetos de arte sacro y civiles de los siglos XVII, XVIII, XIX y XX.

8- Museo Nacional de Bellas Artes

Este museo acaba de inaugurar nueva sede en un edificio patrimonial de la ciudad. Se exhiben en este lugar arte del Siglo XVII y comienzo del Siglo XX , así como Arte Paraguayo del Siglo XIX y mediados del Siglo XX. La temática central del museo es la introducción y desarrollo del concepto arte en Paraguay. Tiene exhibiciones permanentes y temporales en sus salas. Recientemente lanzó un Catálogo Razonado de su colección.

9-Museo Histórico Postal del Correo Central

Fundado en 1943, el Museo Postal muestra la historia primera de las comunicaciones en Paraguay. Contiene un importante acervo filatélico, de valor incalculable. También dispone de maquetas y las diversas presentaciones postales de cada época. El museo se ubica en el Palacio Patri, construido en 1904, que forma parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad. El acceso es gratuito.

10-Museo de la Estación Central del Ferrocarril Carlos A. López

Digno de ser visitado no sólo por albergar la historia ferroviaria centenaria del Paraguay, sino por el carácter emblemático del edificio que lo alberga, patrimonio arquitectónico de la ciudad. El museo presenta la historia ferroviaria del país, desde la fundación del ferrocarril en Paraguay en 1856 bajo el gobierno de don Carlos Antonio López. Contiene piezas únicas traídas desde las 35 estaciones que el ferrocarril paraguayo llegó a tener.

11-Museo de Historia Natural, Indigenista y Herbario del Jardín Botánico

Ubicado a la entrada del hermoso refugio que es el Jardín Botánico de Asunción, este museo tiene por finalidad proveer y promover políticas de preservación, conservación y protección para las especies nativas y de las especies en extinción. También muestra artículos indígenas pertenecientes a las diferentes familias lingüísticas de nuestro país. El Herbario Teodoro Rojas cuenta con una colección de más de 36 mil ejemplares..

12-Museo Militar del Ministerio de Defensa Nacional

Ubicado en el edificio del Ministerio de Defensa, este museo fue fundado en 1942 y alberga documentos originales sobre la historia militar paraguaya. La biblioteca temática, tiene un Catálogo de Libros de la Guerra de la Triple Alianza y Guerra del Chaco y otros documentos. La colección del museo es de más de 2000 volúmenes de libros y 7000 fotografías. El museo también expone exhibiciones temporales.

13-Museo de las Memorias

El Museo de las Memorias: Dictadura y Derechos Humanos está instalado en la casa que fue la sede de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos del Ministerio del Interior. Lugar de prisión y tortura en la época dictatorial, la muestra del museo reconstruye celdas e instrumentos de tortura. En este edificio se encontraron los documentos históricos del “Archivo del Terror” de la Dictadura de Alfredo Stroessner. Este museo forma parte de la red mundial de memoria.

Piezas del Museo del Mueble Paraguayo. Foto: Facebook

14-Museo del Mueble Paraguayo

El Museo del Mueble Paraguayo es un proyecto fundado por el afamado artista Carlos Colombino y exhibe la colección perteneciente a la fundación que lleva su nombre. El edificio que alberga al Museo fue la vivienda y el taller del artista durante sus últimos 12 años, desde 2001 hasta mayo de 2013, año de su fallecimiento. La colección nos instala en la historia del cotidiano paraguayo.

Museo de Arte Guido Boggiani. Foto: Lea Schvartzman

15-Museo Guido Boggiani

Reúne objetos arqueológicos y etnográficos del Paraguay. La muestra es de alto profesionalismo y muy didáctica al mismo tiempo que seria y profunda, especial para quien quiera saber más de la realidad e historia de los pueblos que han hecho al Paraguay. Cómo parte de su relacionamiento con los pueblos originarios del Paraguay, el museo realiza Ferias de Artesanía Indígena desde el concepto de Comercio Justo, cada cierto tiempo.

En Paraguay existen numerosos museos y colecciones privadas. Según el Sistema de Información Nacional, existen aproximadamente 140 infraestructuras registradas como “Museos” en todo el territorio nacional.  Lastimosamente, no existen, como sí en otros países, actividades que los promuevan para que sea de acceso para el público más general.  “La noche de los Museos” de Argentina suelen ser una oportunidad para valorar la historia y la cultura.

¡Ojalá podamos inspirarnos y que visitar un museo sea una alegría en familia!

Invertir en arte, ¿es una buena idea?

¿Cómo invertir en arte? Cada 15 de Abril se celebra el Día Mundial del Arte, declarado por la Asociación Internacional del Arte con el objetivo de promover consciencia de la actividad creativa en todo el mundo.

Una fecha que, por cierto, fue elegida en honor al día del nacimiento de Leonardo Da Vinci. Ahora bien, ¿es una buena idea invertir en arte?

Para conocer la respuesta, hemos tenido el placer de contar con la colaboración de dos grandes profesionales del sector: Rocío Ledesma, Manager en Dextra Corporate Advisors y Claudia Arbulu, CEO & Founder de Claudia Arbulu Gallery. De su mano conocemos las características de esta inversión alternativa tan singular, también conocida como «passion investment«, las perspectivas del mercado de arte español, así como el papel tan esencial que el arte está jugando en estos días de confinamiento.

Un día Mundial del Arte diferente

Rocío Ledesma: Invertir en arte
Rocío Ledesma, Manager en Dextra Corporate Advisors

Este año celebramos el Día Mundial del Arte en cuarentena debido a la pandemia ocasionada por el virus COVID-19. Recién acabada la Semana Santa, muchos se han quedado con tiempo libre pero sin lugares a dónde ir, encerrados en casa y evitando relacionarse y salir a la calle. Las recomendaciones y órdenes de los gobiernos han obligado a bares, restaurantes, y espacios públicos a cerrar para evitar la concentración de personas y un contacto innecesario.

También los museos alrededor del mundo han cerrado sus puertas físicas, pero han abierto sus archivos digitales para que cualquiera con acceso a internet pueda recorrer sus salas: nunca se pudieron visitar tanto y tan bien cientos de salas en Madrid, Nueva York, París, Roma y más sin tener que moverse del sillón y romper las reglas de la cuarentena.

Visitas virtuales guiadas, videos con expertos, publicaciones de análisis, y colecciones digitales son algunas de las iniciativas que las instituciones han desarrollado para que cualquiera tenga acceso al arte. Puedes acercarte a las obras con lupa si quieres, sin empujones ni codazos, pudiendo incluso diseñarte su propio museo.

“Este momento es una gran oportunidad para formarse, aprender, buscar información y elegir aquellas obras de arte en las que invertir”

Cursos online como los que se pueden encontrar en WeCollect, actividades como las preparadas por El Faro de Hopper o conferencias y charlas como las ofrecidas por IE Arts & Humanities son sólo algunos de los ejemplos que encontramos estos días para mejorar nuestro conocimiento sobre el mundo del arte.

Hoy prácticamente todo puede venderse y comprarse por Internet y el crecimiento de las ventas online de arte es un hecho que no escapa a esta tendencia, superando los 4.000 millones de euros de volumen.

Bien es cierto que no es un activo tan fácil de adquirir como otros bienes, porque aquí no solo están en juego las preferencias de cada cuál, sino cuestiones inherentes a la propia naturaleza del arte como es inspeccionar la obra y sentir esa “pasión” a la que algunos apelan a la hora de adquirirla.

Además, la falta de transparencia en la información, especialmente respecto a los precios de venta de las obras, sigue siendo una barrera, sobre todo para los nuevos compradores.

“Según los expertos, invertir en arte es un valor refugio y, de alcanzarle la crisis económica, no será de pleno ni a corto plazo”

Se habla de que tienen que pasar de 12 a 18 meses para que una recesión alcance al mercado del arte. Y aun así, la correlación que existe entre obras de arte y cualquier otro bien o indicador económico es mínima: las ventas y precios bajan pero en menor proporción que otros activos y por lo tanto es interesante para diversificar carteras.

Varios índices derivados de ventas de arte en subastas nos permiten rastrear los precios. Según un estudio de Citigroup, la rentabilidad media anual de las obras de arte entre 1985 y 2018 ha sido del 5,3%, retorno inferior al 9,8% alcanzado esos mismos años por las bolsas en mercados desarrollados y por debajo también del 6,5% de la renta fija.

Es importante recordar que el mercado del arte en su conjunto es muy amplio y que es complicado todavía calcular la rentabilidad real de todo el sector ante la falta de datos y la poca transparencia de algunas operaciones. Lo que sí es incontestable es que invertir en arte supone una gran diversificación en las carteras de los inversores.

A futuro, merece la pena tener en cuenta que, las nuevas medidas de estímulo por parte los bancos centrales tras la crisis que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia, mantendrán los tipos reales de interés bajos durante más tiempo del que hace unos meses se esperaba, reduciendo el coste de oportunidad de poseer cuadros, lo cual se verá reflejado en los precios de las obras.

Pero este año no puedo hablar sólo de dinero, rentabilidad, diversificación e inversión

Tras el crack de 1929, recordado estos días por ser similar en virulencia en cuanto a caída del mercado de valores se refiere y posterior crisis económica, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt preguntó: “¿Qué puede hacer el arte por nosotros?”

Siguiendo el confinamiento por televisión, internet y redes sociales, me doy cuenta de la importancia del arte (en todas sus vertientes) durante estos días. ¿Te imaginas estar un mes encerrado en casa sin escuchar música, leer libros, ver películas ni series, obras de teatro, ballet, pintar o cualquier otra faceta artística?

La cultura es un bien de primera necesidad. Los hogares españoles se han convertido en pequeños “laboratorios” individuales, dando rienda suelta a la creatividad que simplemente por nuestro ritmo de vida ajetreado anterior no podíamos soltar. La cultura es más importante que nunca, ya que todo lo que hacemos estos días en torno al ocio es cultural.

¿Puede ser que el arte necesite de esos momentos cruciales para reinventarse? ¿Puede que el ser humano necesite de estas vivencias para crear y acercarse a su parte más artística?

Una época de crisis invita a las personas a moverse más, a tener más iniciativa para poder buscarse un hueco en su profesión, dejar atrás la pasividad: hay una mayor necesidad de expresarse y de manifestarse ante la situación que estamos viviendo y esta necesidad expresiva da lugar a una mayor creatividad.

Cada uno elige sus herramientas y, seguramente la creación artística o la producción intelectual se ve beneficiada pues nace de un estímulo mayor, de una necesidad de crear a pesar de todo.

 Quizás estemos viviendo una época dorada para este sector: una vez haya transcurrido el tiempo, volvamos a mirar y a estudiar el arte creado hoy en día como reflejo de la historia vivida.

Invertir en arte es un valor seguro, un valor refugio, en la que tu inversión está más que asegurada.

Claudia Arbulu
Claudia Arbulu, CEO & Founder de Claudia Arbulu Gallery

Analizando el comportamiento del mercado del arte a nivel mundial, los años previos al año 2016, no fueron buenos años para las ventas de arte. Sin embargo, a partir del 2016 el mercado repuntó recuperando cifras como en el 2008. El mercado español se va consolidando. En el año 2017 los datos fueron más alentadores, registrándose una subida de casi el 15% en las transacciones.

El 2018 fue aún mejor, en ventas y participación de mujeres artistas en el vertiginoso mercado del arte. Este año 2019 el mercado del arte ha llegado a cifras que eran impensables hace unos años. En España no avanza tanto como en otros países, por eso las galerías españolas siempre tienen un enfoque comercial más dirigido al exterior.

Se prevé que en unos cuatro o cinco años el volumen de negocio del mercado del arte esté moviendo más de 7.000 millones de euros

Siempre China, Reino Unido y Estados Unidos desde el año 2010, acaparan las mayores cuotas de mercado. A España podemos ubicarla en el quinto o sexto lugar. Los precios en el mercado español siguen muy por debajo de la media europea y las obras más caras de artistas españoles se suelen vender fuera de España. Hablando en términos esperanzadores, poco a poco España irá avanzando.

En el mercado del arte, España tiene un comportamiento más sostenido y sostenible que Bélgica, Alemania, Austria o Italia. Todo es cuestión de costumbre, de confianza, además de, por supuesto, poder adquisitivo. Esto genera una demanda que dispara el mercado y que a la larga hace que los artistas puedan vivir de su trabajo y no tengan que trabajar en otras actividades, tema que a mi particularmente me alegra muchísimo. Esto es maravilloso para el tema de la creación artística y promoción de la cultura y su excelencia, ya que como Picasso decía, “la inspiración debe cogerte trabajando”.

Las ventas online cada día crecen más, triplicando ya su facturación

Claramente vemos una tendencia alcista en esas prácticas que demandan nuevas exigencias por un comportamiento distinto al coleccionista tradicional. La gente ya confía en las webs con pasarelas de pago para comprar arte y en los profesionales que están detrás.

La gente poco a poco se inicia en las compras de obras de arte sin la necesidad de verlas en físico previamente. Los jóvenes de entre 20 y 25 años son los más recurrentes en estas prácticas y por lo tanto son el futuro del coleccionismo online.

Al momento de comprar las obras ya se revalorizan por lo menos un 5%. Los precios del arte no están sujetos a tanta volatilidad e incertidumbre como en otras inversiones, pero por supuesto hay que asesorarse de un buen art advisor para que no sólo tu inversión esté asegurada, sino que la rentabilidad de tu inversión sea segura y alta.

Actualmente el oro y el arte te asegura una buena inversión y rentabilidad, pero el oro probablemente acabe en una caja fuerte. En cambio, invertir en arte te permite poder disfrutar de las obras además de, por qué no decirlo, representar un símbolo de status.

En la inversión en arte sigue predominando la inversión en artistas ya fallecidos por la seguridad de la rentabilidad, aunque el 2% de compras en artistas vivos en subastas ya está en casi un 4%. Hay que apostar por los artistas emergentes, hay que asesorarse con un profesional y disfrutar de las obras mientras que tu inversión se va multiplicando.

«Debemos apoyar a los artistas jóvenes y difundir su obra»

Como participante en el mundo del mercado del arte, apuesto por la revisión de los mecanismos de distribución, por la seriedad y no la especulación, por la defensa y práctica de la ética y de la aplicación de una conciencia social. Debemos apoyar a los artistas jóvenes y difundir su obra con la calidad y respeto que cualquier manifestación sensible del ser humano merece.

También debemos prever los cambios que pueden afectar al mercado del arte español, como las políticas y como por ejemplo la salida de Reino Unido de la Unión Europea, uno de los socios más importantes de España en comercio exterior. Debido al Brexit, los aranceles pueden hacer que las transacciones con Reino Unido sean en inviables. ¡Debemos estar preparados!

Cada vez se habla más del arte como una alternativa de inversión

Ello no es de extrañar, tras el incremento en precios, volumen, transacciones e intervinientes que ha experimentado el sector en los últimos años y la escasa rentabilidad que ofrecen actualmente las fórmulas de ahorro tradicionales.

El arte de colgar un cuadro

Colgar un cuadro es una tarea que todos hemos hecho alguna vez. Decorar nuestra habitación o la casa es una actividad, placentera para unos y engorrosa para otros, al alcance de casi todo el mundo. Sin embargo, pocos se paran a pensar si lo están realizando correctamente. Hace unos años, el periódico estadounidense The Wall Street Journal publicó un artículo en el que decía “el arte es placentero de mirar pero complicado de colgar”. Al parecer, la mayoría de la gente no nos paramos a medir distancias, no centramos y, simplemente, elegimos a ojo o al azar la ubicación de nuestras pinturas o fotografías.

Altura, proporción, nivel y medidas:

Colgar un cuadro también es un arte, que exige ciertas normas a tener en cuenta. En primer lugar, hemos de procurar que el centro de la pieza se halle ligeramente por encima de la altura de los ojos. Evidentemente, no todas las personas miden lo mismo, pero siempre puede tomarse como referencia la estatura media (1,76 metros en España). No obstante, si el cuadro mide más de 75 centímetros de alto, el centro debería quedar levemente por debajo del nivel de los ojos.

Por otra parte, también es crucial que no exista una desproporción entre las dimensiones del cuadro y las de la pared. Está en juego la sensación de equilibrio visual, que se rompería si omitiésemos esta regla. Por tanto, si tenemos paredes pequeñas, lo aconsejable es colgar cuadros más pequeños, sin que lleguen a ser ridículos. Las paredes amplias son adecuadas para cuadros de gran tamaño o para conjuntos de piezas.

Para evitar cuadros mal colocados o torcidos, la solución ideal es emplear un nivel de burbuja. Además, hemos de medir siempre desde el suelo y no desde el techo.

Si optamos por colgar un grupo de cuadros de idénticas medidas, éstos deben reunirse en torno a un único punto central y el espacio entre ellos (entrecalle) ha de ser el mismo. En el caso de grupos de cuadros de distintos tamaños, se debe procurar alcanzar un conjunto visual en forma de rectángulo o de óvalo. En cualquier caso, nunca está de más hacer previamente pruebas con papel, material que permite hacer cambios hasta dar con la composición que más se ajuste a nuestro gusto. Otro truco es colocar los cuadros en el suelo para encontrar la distribución ideal.

Los conjuntos de cuadros pueden ser distribuidos de distintas formas: simétricamente, en línea, por radiación, en un zócalo etc.

En el caso de los trípticos, también debe ponerse un cuidado especial en las distancias de separación. Las tres piezas han de estar suficientemente separadas para ser visibles, pero igualmente juntas para poder contemplar la obra en su integridad. Lo ideal es que medien no menos de 5 centímetros ni más de 8.

Cuadros y muebles:

Colgar un cuadro es una operación que se complica sustancialmente si existen más elementos en el lienzo de pared. Imaginemos que debemos ubicar pinturas o fotografías junto a muebles, por ejemplo. La primera regla a seguir es que la anchura del cuadro que situemos por encima de la cómoda, de la mesa o del sillón no sea superior a la del mueble en cuestión. Los expertos estiman que el cuadro no debe sobrepasar más del 80 por ciento del ancho del mobiliario. Además, aquél debe situarse a entre 15 y 25 centímetros de distancia del mueble, en función de la altura de la estancia.

Iluminación:

Una habitación luminosa es un lugar magnífico para exhibir obras de arte y colgar cuadros. No obstante, debemos vigilar que las pinturas o fotografías no queden expuestos a la luz del sol durante largos períodos de tiempo. No en vano, dicha circunstancia puede terminar degradando los colores. Por ello, es fundamental elegir correctamente el lugar o la pared adecuados para colgar nuestros cuadros. En última instancia, éstos pueden enmarcarse con cristales especiales de conservación, que ayudan a bloquear los rayos ultravioleta.

paneles.jpg

Distribución:

Las obras de mayor importancia o valor deben ocupar un lugar preponderante y destacado, por ejemplo, una pared vacía. Otra alternativa de colocación es distribuir los cuadros por áreas o temáticas. Composiciones más o menos clásicas, personalmente me encantan las que forman árboles genealógicos…

Les dejo una pequeña galería con composiciones de cuadros:

Algunos consejos

Como siempre, el gusto del propietario es el elemento determinante a la hora de distribuir y colgar los cuadros en una habitación o salón. Sin embargo, es conveniente seguir ciertos criterios básicos, para que la composición final sea lo más brillante posible. En este sentido, es recomendable no atestar la estancia con infinidad de piezas. Nuestra casa no es una galería de arte, lo aconsejable es colgar pocos cuadros, crear puntos de atención contados, respetar un orden y generar áreas visuales bien definidas. Mezclar marcos, estilos o tamaños es buena idea, porque se trata de aportar personalidad y elegir por afinidad o valor sentimental, no sólo por estética.

En conclusión, colgar cuadros en nuestro hogar no es sólo una actividad de bricolaje frustrante y engorrosa. También puede ser una labor imaginativa, creativa y hasta enriquecedora, un arte en definitiva.

Colgar cuadros en Casa

17 maneras de colgar los cuadros en tu casa

Tener cuadros en casa es parte de los elementos indispensables para decorar y hacer más nuestro un espacio definido. Las decoración de nuestro interior pasa casi siempre por la colocación de pinturas o fotografías que, aunadas a la pintura o textura de la pared, nos llenan de placer visual. Es muy común que colguemos de las paredes del salón, la cocina o los dormitorios todo aquello que nos agrada mirar o nos llena de gratos recuerdos.

Sin embargo, la colocación de cuadros en las paredes de la casa puede llegar a ser un ejercicio complicado si queremos darle un toque visual que salga de los lugares comunes. Así mismo es importante pensar en los volúmenes creados por los mismos cuadros o por la perspectiva. Esta última puede ser creada por medio de una línea de pinturas o fotografías bien colocadas en una pared.

9 razones por las que invertir en arte

Un informe del banco americano Citi ha revelado que el mercado de arte a nivel mundial ha experimentado un crecimiento del 13% anual desde el año 2000. Sin embargo, y pese a que prácticamente cada mes se bate un nuevo récord hasta el punto de que resulta una ardua tarea seguirle la pista al cuadro más caro del mundo, algunos escépticos todavía se preguntarán si invertir en arte es un buen negocio. A continuación te damos nueve razones que terminarán de convencerte.

1. Trasladado a una cartera, el arte puede incluirse como un activo más a largo plazo. De hecho, la inversión en arte se sitúa por encima de deuda de mercados emergentes y las materias primas, y su rentabilidad supera con creces a la de la renta fija.

2. Está considerado un activo refugio, ya que si se compra bien siempre se revaloriza. Además, presenta una correlación positiva con activos de riesgo como la renta variable americana y presenta un ratio positivo de rentabilidad/riesgo a lo largo más de 50 años.

3. Posee un gran valor como diversificador de riesgo.

4. A diferencia de otro tipo de inversiones, genera también disfrute estético personal. El deleite es algo innato que conlleva la contemplación, adquisición y posesión de una obra de arte.

5. La inversión en arte puede mejorar la imagen de una empresa. El conocido coleccionista Juan March subraya que, en concepto de mecenazgo, invertir en obras de arte constituye un elemento importante de estrategia de comunicación de empresas e instituciones.

6. Viene acompañada de interesantes beneficios fiscales. Los beneficios fiscales son uno de los mayores incentivos del Estado para fomentar la compra de arte en un país. Estados Unidos fue pionero en los años sesenta. Uno de los beneficios fiscales más interesante es el sistema de dación, que permite pagar impuestos mediante obras de arte sin pagar la plusvalía que ha generado dicha obra.

7. Las obras de arte pueden utilizarse para el pago de impuestos. Además, en el caso de la renta obtenida para la transmisión tiene la consideración de alteración patrimonial que formará parte de la base imponible del ahorro en el IRPF.

8. También pueden beneficiarse de una exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, hasta ciertos límites y cumpliendo determinados requisitos. Asimismo, en algunos casos concretos de bonificación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

9. La adquisición de una obra de arte se beneficia del tipo reducido del IVA, salvo que ésta sea propiedad de una galería, en cuyo casi estará sujeta al 21%.

Fuente: Forbes.es

E F Í M E R O S

Muestra de obras de la artista Satina Chamorro, 2005.

“Mis trabajos efímeros desean compartir la relación entre el papel y mis percepciones, mi vínculo con la vida…Los capullos son la concreción de un espacio que se mantiene vacío y cerrado…son resultado de obsesiones entrelazadas, los textos, ideas-evidencias de un estado…

Estos trabajos me permiten asumir el proceso de elaboración como el objeto mismo…asumir un tiempo de trabajo fuera de relojes actuales que marcan el paso acelerado de una época encandilada por las astutas exigencias de un mundo/mercado, que no deja minutos para detenernos…” (Satina Chamorro)

Más Madera

La inauguración de las muestras de esculturas del artista Quique Vázquez se llevará a cabo en Casa Mayor, año 2011.

A continuación se cita la invitación al evento, y algunas de las obras expuesta ese día.

Entropía

Jorge Ocampos presenta su obra denominada ” Entropía” en Casa Mayor, año 2012.

La exposición consta de una serie de 10 obras realizadas en acrílico y texturas sobre lienzo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SWJ7FBIHFBDPVKQFQQR3K3YPRM.jpg

Sobre la muestra Ángel Luis Carmona expresa: ” Entropía me ha hecho recordar las enormes dificultades que tenía el profesor de física de mi época de colegio para evitar que sus alumnos implicáramos el concepto de entropía identificándolo con la idea de destrucción”.

Jorge Ocampos formó parte del Grupo 6×6