LILÍ DEL MÓNICO

Artista plástica suiza reconocida como un referente de la renovación de las artes visuales del Paraguay dado que fue en este país donde desarrolló la mayor parte de su obra a partir de la década del cincuenta.

Mujeres pintoras: Lili del Mónico (1910-2002)

Su primera muestra individual fue realizada en el año 1950, en el Centro Cultural Paraguayo Americano de Asunción (Paraguay). Dos años más tarde expone en el Salón Femenino de las Artes Plásticas en el Unión Club de la misma localidad.

En 1954 se lleva a cabo la Primera Exposición de Arte Moderno en Asunción, organizada por el Grupo Arte Nuevo, cuyos integrantes deciden mostrar sus obras en las vidrieras de los negocios de la calle Palma de Asunción. El grupo se reafirma exponiendo ese mismo año en la Sociedad de Artistas Plásticos Argentinos.

En la trayectoria de Lilí del Mónico se cuentan varias muestras colectivas en Asunción en el año 1960, y en 1975 integra la exposición colectiva denominada “La mujer en la plástica paraguaya”. El catálogo de esta muestra hace referencia a la artista: “Al comienzo de su carrera, Lilí del Mónico pinta indiscriminadamente retratos, figuras y flores. Pero a partir de la exposición de Arte Moderno (…) se dedica con exclusividad a las flores. Es una pintora de rasgos posimpresionistas y sus características son la soltura y la valentía en la factura, un colorido fresco y una espontaneidad en la composición; cualidades que se acentúan en sus últimas muestras.”

Lily del Mónico, artista y pionera”, muestra retrospectiva y libro |  Americanosfera

Su segunda exposición individual fue en 1967 en la Galería Kennedy, y las siguientes individuales en 1972, 1974 y 1980 en el Centro Cultural Paraguayo Americano, en 1988 en las galerías Fábrica y Arte-Sanos de Asunción. En el catálogo de la muestra en esta última galería, Olga Blinder expresa: “Lilí fue buscando su camino y sus hallazgos no fueron casuales. Siempre es su coherencia interior la fuerza que la guía y, aunque su producción no es constante ni se rige por una línea técnica o temática, la fuerza de su pintura se apoya en su autenticidad, que la hace pintar como habla y actúa en su vida cotidiana. Lilí es así, le guste o no le guste a la gente y, por eso, su pintura trasunta la misma fuerza que siempre la empujó, en todos sus emprendimientos”.

Lily del Mónico, artista y pionera”, muestra retrospectiva y libro |  Americanosfera

Expuso también en el exterior, en 1976 en la Galería de la Librería Colonial de Punta del Este (Uruguay). En ese mismo país realizó una muestra individual de óleos. En 1990 y 1994 expuso en Lugano, Suiza, donde expuso cuadros que representaban a la mujer.

Lilí del Mónico dejó plasmadas sus reflexiones sobre su trayectoria en la pintura y su participación en el grupo Arte Nuevo en su libro “Entre pinceles y cañaverales”, editado en Asunción en el año 1990, que también ha sido editado en italiano.

Sobre ella, dice Josefina Plá: “Lili del Mónico, única pintora que hizo pintura de rasgos fauve en un comienzo, regresó hacia un figurativismo más tradicional en los últimos tiempos, pero su fuerte han sido siempre los motivos florales donde una pincelada y color posimpresionistas animan composiciones de inclinación decorativa”.